Presentación

Nací en 1971 en Versalles (Francia) y debido a motivos laborales de mi padre, pasé la primera parte de mi infancia viajando: Francia, Estados Unidos, Italia. Con dieciséis años me mudé a Génova, donde acabé mis estudios graduándome en Filosofía Estética con una tesis sobre la percepción de las imágenes. Siempre me ha gustado escribir, después de la carrera publiqué algunas poesías y un cuento en una recopilación Einaudi, pero aún no tenía las ideas claras sobre mi camino. Para mantenerme, trabajé en un teatro como zancudo: y ahí fue donde conocí a Emanuele Luzzati, un importante escenógrafo e ilustrador italiano. Gracias a este encuentro comenzó mi interés por la ilustración. Empecé a coleccionar viejos libros ilustrados y a apasionarme por la historia de la ilustración. En 2004 participé en un curso de ilustración estival con Linda Wolfsgruber y tuve una revelación: crear un álbum ilustrado debía ser mi camino. Al año siguiente se publicó mi primer libro como autora e ilustradora. Todavía viajo: en 2006, después de una breve estancia en París, me mudé a Barcelona con mi marido.

Mis libros se han publicado en Francia (Seuil Jeunesse), España (OQO y A Buen Paso) e Italia (Topipittori) y se han traducido a muchos idiomas. Mis textos han sido ilustrados por algunos de los ilustradores contemporáneos más importantes: Susanne Janssen, Gabriel Pacheco, Isabelle Arsenault, Carll Cneut. Encuentro más estimulante ilustrar textos que no sean míos y dar mis textos a otros ilustradores para que me sorprendan con sus interpretaciones. En 2008 abrí LeFiguredeiLibri, un blog de estudios e investigaciones sobre la ilustración que pronto se ha convertido en un punto de referencia para los que trabajan en el sector y para muchos jóvenes ilustradores. En 2014 fui jurado de la prestigiosa Mostra degli Illustratori de la Feria del Libro de Bolonia: uno de los recuerdos más bellos de mi carrera. Actualmente vivo en Barcelona y enseño ilustración en España e Italia. Viajo muy a menudo y me gusta. No sé si prefiero analizar los libros ilustrados, escribirlos, ilustrarlos, coleccionarlos o enseñar. Por turnos, estas actividades me ayudan a descubrir algo nuevo sobre el encantador lenguaje del álbum infantil, que nunca deja de fascinarme.